Personal shopper

Ir de compras es uno de los hobbies preferidos, no obstante cada vez más personas depositan su confianza en un profesional que los ayude a hacer sus compras.

Personal Shopper se traduce al español literalmente como comprador personal y tiene sus inicios en la década de los 90 en Estados Unidos. Nació de la necesidad de apoyar a las personas que no tienen tiempo para realizar sus compras. Actualmente esta profesión se ha extendido por las principales ciudades del mundo y es un servicio que utilizan principalmente personas que gravitan en torno al mundo de la moda, del espectáculo o de profesiones que exigen un aspecto físico definido.

Son varios los asesores de imagen y maquilladoras que ofrecen el servicio de automaquillaje.

No lo pienses más y agenda tu sesión de Automaquillaje.

Como su nombre lo dice es un profesional cuya función principal es acompañar y asesorar a sus clientes durante el proceso de compra, estableciendo rutas de compras personalizadas y seleccionando posibles opciones de tiendas y compras, de acuerdo a las necesidades del cliente. En caso de requerir, el personal shopper también puede hacer las compras por su cuenta.

En la industria de la moda, asesoría de imagen y estilismo, es muy importante que el profesional cuente con un amplio conocimiento en moda, tendencias y que es lo que ofrece el mercado. Además de tener una formación como asesor de imagen para poder recomendar correctamente en temas como morfología, visagismo y colorimetría.

Atrás quedaron los días, donde este tipo de servicios era exclusivo para gente de alto poder adquisitivo o celebridades. Hoy gracias al desarrollo de las tecnologías y el auge de la cultura hacia la imagen, la labor del personal shopper se ha democratizado, contribuyendo al afianzamiento de esta profesión. Actualmente, su labor se ha ampliado quedando a su cargo la imagen global de su cliente.

La combinación de labores entre la asesoría de imagen y el personal shopping es la más popular y la que está creciendo con fuerza en Chile, ofreciendo diferentes modalidades a sus clientes.

Si bien en los últimos años, el número de personas que buscan este tipo de asesoría ha crecido, el auge de la compra online y los cambios en los hábitos de consumo de las personas hacen que el trabajo del personal shopper sea aún más necesario.

La pandemia, y las restricciones de movilidad que se han impuesto para prevenir el virus obligaron a grandes cambios en la forma en que consumen las personas.

Los aforos, las filas para entrar a las tiendas en los centros comerciales y el cierre temporal de probadores han provocado la desmotivación de las personas a comprar de forma presencial y llevándolos a buscar nuevas formas de adquirir sus artículos.

El comercio online tuvo un alza exponencial durante este año, consolidándose en el país como una forma confiable de compra. Cada vez más usamos este método para adquirir productos, entre ellos, nuestra ropa. Sin embargo, esto puede resultar abrumador para el consumidor, ya que está acostumbrado a probarse y tocar las prendas antes de comprarlas.

Es aquí donde el personal shopper cobra protagonismo, ofreciendo una opción más segura, sin salir de casa y de confianza, en cuanto al conocimiento de calidad y opciones existentes en el mercado. Donde el cliente cuenta con la asesoría y conocimiento de un profesional que guiará sus compras para que estas se adecuen a sus necesidades, estilo y gustos. Facilitando el proceso para el usuario de este servicio.

 

Son varios los asesores de imagen y maquilladoras que ofrecen el servicio de automaquillaje. Los clientes suelen quedar muy satisfechos con este servicio, ya que a diferencia de muchos otros, sirve para el largo plazo. Incluso, para toda la vida.

No lo pienses más y agenda tu sesión de Automaquillaje.

Ir arriba

Ingresar